Guía de consejos prácticos para el comprador

¿Realmente necesita traducirse todo?
Seleccione bien las secciones que deben traducirse y elimine pasajes redundantes o que puedan resultar indiferentes a su cliente extranjero. Si todavía no ha elaborado el documento, piense en que luego deberá traducirlo y produzca un documento más escueto. Le sorprenderá comprobar cuánto se ahorra así.

Una imagen vale más que mil palabras.
Es posible que sus lectores internacionales aprecien más un esquema, una imagen, un mapa, etc. que cualquier divagación técnica o literaria. Dicho esquema, imagen, etc. debe ser lo más neutral posible (y sin texto) de modo que resulte adecuado para cualquier cultura.

La traducción es escrita y la interpretación es oral.
Aunque a menudo se hable de “traducción simultánea”, el término correcto es “interpretación simultánea”.

Piense en términos internacionales desde el principio.
Evite alusiones a personajes conocidos solo a escala local, a deportes o temas ligados a una cultura determinada, así como cualquier frase o chiste que posiblemente no provocará la reacción deseada en personas de cultura diferente. Tenga especial cuidado al mencionar las partes del cuerpo humano.

¿Y el precio?
Pagar más caro no le garantizará necesariamente mejor calidad, pero pagar por debajo de un determinado nivel es garantía de mala calidad, y eso no es lo que desea para vender sus productos o servicios en el extranjero. Si no puede permitirse pagar una traducción profesional, quizá su empresa todavía no esté preparada para salir al exterior.

El tiempo también juega un papel importante.
Se paga más por la urgencia, pero la calidad puede ser inferior debido a las prisas si no se deja un margen para una buena revisión.

¿SABÍAS QUE…?

Es recomendable tener en cuenta la finalidad y el destinatario de una traducción porque puede influir considerablemente en el plazo de entrega y en el precio de la misma. No es lo mismo traducir para “mera información” que por motivos comerciales o para una publicación. La calidad exigida seguramente no será la misma y por tanto el precio variará.

Si tu intención es vender tu imagen en el exterior, resiste la tentación de hacer la traducción tú mismo. No es lo mismo hablar un idioma que escribirlo correctamente de modo que suene natural y tenga el estilo apropiado. Recuerda que una traducción también entraña un trabajo de “adaptación” que solo puede realizar correctamente un nativo del idioma de destino con la formación adecuada.

MÁS INFORMACIÓN

Amplíe la información contenida en esta página descargándose estas guías en PDF de consejos prácticos para el comprador de traducciones (de momento solo en inglés):

Translation: Getting It Right (“Traducción: cómo obtener el producto deseado”)
Translation: Buying a non-commodity (“Traducción: la compra de un producto no genérico”)

 empresa de traducción

agencia de traducción, empresa de traducción, servicios de traduccion, traductor jurado, traducción jurada, traducciones a terceros, transcripcion y subtitulacion, edicion de textos, asesoramiento lingüístico, glosarios y diccionarios, localización web y software, herramientas de traducción, traducción técnica, alineamiento de traducciones previas

telefono de contacto acantho 902502511

El valor añadido que ofrece una buena empresa de traducción le hará ahorrarse mucho tiempo y estrés

• Selección de profesionales adecuados para su proyecto
• Gestión del proyecto
• Control de calidad
• Conversión de archivos
• Presentación homogénea en proyectos multiidioma
• Respaldo de un buen seguro de responsabilidad civil