KEEP CALM AND CONFÍA EN EL TRADUCTOR

KEEP CALM AND CONFÍA EN EL TRADUCTOR

agencia de traducción, empresa de traducción, servicios de traduccion, traductor jurado, traducción jurada, traducciones a terceros, transcripcion y subtitulacion, edicion de textos, asesoramiento lingüístico, glosarios y diccionarios, localización web y software, herramientas de traducción, traducción técnica, alineamiento de traducciones previas

Te damos 5 buenas razones para dejar tus traducciones a profesionales:

 

1. El reto no debería ser el idioma sino el mensaje.

Con esfuerzo, herramientas de traducción, etc. seguro que puedes llegar a traducir el texto; pero ya sea un curriculum, un informe para enviar al extranjero o una web, el objetivo de la traducción seguro que es presentar una buena imagen de ti mismo o de tu empresa, y para lograrlo, para que el texto no esté sencillamente traducido, sino que mantenga el espíritu, el tono, la calidad y el atractivo, lo mejor es que lo traduzca un profesional, alguien para quien el reto no sea el idioma en si, sino transmitir el mensaje de la forma idónea.

 

2. La revisión no es un milagro.

Muchas veces nos agarramos al truco de la revisión, es decir, lo traduzco yo y luego lo mando a revisar. Desde luego, es mejor que ponerlo en circulación sin la ayuda de un profesional, pero no podemos esperar que la revisión solucione de forma milagrosa todas las carencias de nuestra traducción. Hablo de carencias porque aunque la revisión sí corregirá los errores, no va a poder darle al texto la calidad de una traducción profesional completa, porque no le estamos dando al experto el material óptimo para que haga su trabajo, que es el texto escrito en nuestra lengua materna, con nuestras ideas, expresiones y tono para que se traduzca en su forma y en su esencia.

 

3. Una buena traducción es rentable.

Con los tiempos que corren, muchos particulares, e incluso algunas empresas, intentan ahorrarse el pago de la traducción. Hay un error en ese planteamiento, porque el dinero dedicado a la traducción de nuestro documento (informe, web, curriculum… por seguir con los mismos ejemplos) es una inversión en autoimagen o en imagen de marca que rentabilizaremos con el tiempo. El dinero que nos ahorramos hoy en este documento puede suponer la pérdida de un cliente o un empleo en el futuro inmediato, porque no hemos demostrado suficiente interés como para invertir en una buena traducción. Lo más rentable es dedicar nuestro tiempo y esfuerzo a nuestro trabajo y dejar las traducciones para los profesionales.

 

4. Puedes confiar en el traductor.

Una de las razones que se suelen alegar para intentar evitar entregar el texto a un traductor es que se trata de contenidos muy técnicos o muy específicos y que alguien que no esté metido en el sector concreto no va a poder traducirlos adecuadamente. Olvidamos, al hacer este razonamiento, que la traducción no se limita a cada palabra del contenido, el traductor ya sabe que tiene que utilizar un lenguaje adecuado, tanto en nivel como en especialización, y se encargará de investigar lo suficiente como para conseguirlo, o te preguntará aquellos detalles que le pueda ayudar a construir una mejor base para su trabajo. Si además trabajamos de forma habitual con el mismo profesional el proceso es cada vez más fácil tanto para él como para nosotros.

 

5. Permítete ser exigente.

Cuando te pones delante de un informe y, unas horas después, tienes una versión en inglés que ha requerido todos tus conocimientos del idioma, la ayuda puntual de Google Translator y una llamada a la becaria de administración que estuvo de Erasmus en Irlanda, te sientes orgulloso, muy orgulloso, y es para estarlo, porque no todo el mundo puede hacerlo. Pero tú sabes que el resultado podría ser mucho mejor, y como te preocupas por tu trabajo, o tienes muchas ganas de conseguir ese empleo, o sabes que la nueva web en idiomas es un escaparate donde te presentas a ti mismo, no deberías conformarte con algo hecho si puedes tener algo óptimo. En resumen, si te das cuenta, básicamente lo que te aconsejamos es que escojas la opción que te da mayor calidad.

 

Así que ya sabes, Keep calm and confía en el traductor.