Cómo llegar a ser traductor jurado

Cómo llegar a ser traductor jurado

Los traductores, una vez que han cursado sus estudios pueden optar por diversas ramas de especialización: traducción jurídica, traducción científico-técnica, traducción financiera… También existe otra opción, y es la de convertirse en traductor jurado. En este post os contamos los pasos para llegar a serlo.

 

Pasos para ser traductor jurado

Tras haberse formado como traductores, muchos profesionales deciden optar por ser traductor jurado. Si bien antiguamente solo era necesario cursas créditos extras en la carrera de Traducción e Interpretación para conseguir el título, ahora es algo mucho más complicado.

Para ser traductor jurado es necesario aprobar un examen oficial convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores que otorga este título.

Este examen acredita a los traductores a traducir textos oficiales y que estos sigan manteniendo su vigencia. La firma del traductor jurado funciona de una forma muy similar a la de un notario, ya que a través de ella se constata que el contenido es verdadero y fiel, y que no ha sido manipulado durante la traducción.

¿Es difícil el examen de traductor jurado?

Existen diversas opiniones al respecto, pero lo que sí es cierto es que se trata de un examen exigente al que hay que ir muy preparado. Por otro lado, no sacan muchas plazas al año por cada idioma, por lo que no sirve con aprobarlo, sino que además se debe conseguir la plaza vacante.

El examen ha ido cambiando a lo largo de los años y actualmente consta de tres partes distintas, cada una de ellas eliminatoria:

  1. Examen tipo test sobre gramática
  2. Traducciones de tipo legal/administrativo
  3. Interpretación

La última prueba fue añadida recientemente, y es que en la actualidad si apruebas este examen te conviertes en Traductor-Intérprete Jurado.

¿Cómo aprobar el examen?

Dada su complejidad, existen cursos específicos para prepararse estos exámenes, al igual que ocurre con cualquier oposición. Sin duda es una prueba que requiere preparación prueba, ya sea de forma individual o con algún curso específico.

 

En resumen, si deseas ser traductor jurado deberás presentarte al examen del Ministerio de Asuntos Exteriores. Mientras tanto, en Acantho encontrarás a los traductores jurados más cualificados del mercado en distintos idiomas. ¿Quieres más información? ¡Visita nuestra web o llámanos!