CONSEJOS PARA APRENDER INGLÉS DIVIRTIÉNDOTE

CONSEJOS PARA APRENDER INGLÉS DIVIRTIÉNDOTE

aprendizaje de idiomas, clases de idiomas, profesores nativos, traductores, intérpretes

Es el sueño de todos, aprender un idioma sin esfuerzo, sin tener que restarle tiempo a nuestro ocio o a otras obligaciones y encima divertirnos haciéndolo. Pues la verdad es que es posible, sólo necesitamos cambiar un poquito la actitud.

Vamos a centrarnos en el inglés porque -aunque resulte paradójico teniendo en cuenta que es la asignatura pendiente de casi todos- es el idioma que tenemos más cerca. Ya verás qué sencillo puede resultar:

¡Canta!

Seguro que hay alguna canción que te gusta y de la que te encantaría saber lo que dice, incluso ser capaz de tararearla decentemente. Busca la letra, intenta ver qué partes entiendes y cuáles no, busca el significado de las palabras que te den problemas, hasta que comprendas lo que dice. Para la pronunciación viene muy bien escuchar las canciones con auriculares porque se captan mejor los matices, y una vez que hayas interiorizado todo: olvídate de la vergüenza, sube el volumen y… ¡a cantar!

Versión original ¿subtitulada?

Hoy en día es muy fácil, puedes utilizar el canal dual de la TDT o poner el audio en el idioma original y subtítulos en castellano. No pasa nada porque al principio leas todos los subtítulos, aunque no te lo parezca tu oído se va acostumbrando al idioma y vas interiorizando la pronunciación. Poco a poco puedes probar a no leerlo todo, o si el programa que estás viendo tiene un nivel no muy alto, desactiva los subtítulos o ponlos en inglés y comprueba cuánta información captas.

Puedes hacer algo parecido con la típica película que has visto montones de veces, ya sabes de qué va y lo más importante de los diálogos, prueba a verla en versión original, te sorprenderá lo fácil que te va a resultar.

Internet es multilingüe.

Si todavía no te atreves a chatear en otro idioma, prueba al menos a buscar de vez en cuando alguna palabra, o alguna información que te interese y a leer los contenidos a ver con cuánto te quedas. Aprovecha las páginas como wikipedia en las que muchas veces tienes versiones en diferentes idiomas de una entrada (ojo, normalmente no son traducciones), mejorarás la comprensión lectora y el vocabulario. También puedes encontrar muchísimos vídeos con subtítulos sobre temas muy interesantes.

Habla, habla y habla.

Con tus compañeros de piso, con tu familia, con tu pareja, con amigos, o con perfectos desconocidos… atrévete a iniciar una conversación en inglés, piensa que casi todo el mundo está en una situación muy parecida a la tuya: “me encantaría practicar pero me da vergüenza”, a todos nos hace falta un empujoncito, se tú el que lo de. No vais a hablar un inglés correcto y fluido, pero seguro que os podéis echar una mano, y sólo el hecho de soltarse ya es un avance.

Y si en tu medio no puedes hacerlo, o prefieres un entorno un poco más educativo, prueba a buscar en tu ciudad algún sitio donde se hagan conversaciones en idiomas, hay bares, ludotecas, centros de actividades, etc. donde se reúne gente que quiere practicar, generalmente con una o dos personas que dominen el idioma para que les ayuden a pulir errores, es un entorno idóneo porque se presta a una conversación más relajada que en una clase, y además puedes conocer gente interesante.

¡Atento!

Aprovecha cualquier ocasión que se presente para practicar, ya sea conversación, comprensión o simplemente vocabulario. Ayuda a un turista extranjero, lee las instrucciones en inglés, hazte preguntas a ti mismo en otro idioma, haz una lista en el móvil de palabras que te vayas encontrando durante el día que no sepas traducir al o del inglés y cuando estés tranquilo las buscas…

Y por último, ponte un objetivo y un premio, si puedes mejor juntos… ¡viaja! prémiate con ese pequeño viaje que siempre has querido hacer y para el que siempre te has sentido poco preparado por la barrera del idioma, si puedes practicar en otro país es una ocasión que no puedes desaprovechar, ¡te lo has ganado!.