El gestor de proyectos en la empresa de traducción

El gestor de proyectos en la empresa de traducción

Tal y como hemos visto en posts anteriores, una empresa de traducción funciona como una máquina en la que todos los engranajes deben de girar de forma conjunta para hacer que la máquina trabaje. Uno de los engranajes más importantes lo forman los gestores de proyecto, quienes tienen la importante labor de asegurarse que los otros engranajes sigan girando. Esta semana os contamos la importancia de los gestores de proyectos.

 

¿Quiénes son los gestores de un proyecto de traduccción?

El gestor de proyectos, también conocido como Project Coordinator por su nombre en inglés o PC, es aquella persona que se encarga de seguir y supervisar todo el proceso de traducción, desde que se aprueba el proyecto hasta que se entrega al cliente. Podríamos comparar su función con la de un director de orquesta, que va dirigiendo toda la obra desde el principio hasta el final.

 

¿Cuáles son sus principales funciones?

Dada la importancia de su labor, el gestor de proyectos tiene varias funciones distintas.

1. Contacto con el cliente y aprobación del proyecto: Suelen ser el primer contacto del cliente, y es la persona que recoge todas las necesidades  y requisitos del proyecto y se asegura de que se cumplan en el plazo estipulado.

2. Asignación de traductor: Una vez que se ha aprobado el proyecto, el gestor de proyectos asigna la traducción a uno de los traductores que formen parte de la empresa. Para esto tendrá que tener en cuenta la lenguas de trabajo del proyecto y el tipo de traducción necesaria, ya que dependiendo del tema el gestor de proyectos deberá elegir un traductor experto en ese ámbito, como puede ser un traductor turístico, médico…

3. Asignación de editor: Tras finalizar la traducción, el gestor de proyectos envía la traducción al editor si así lo ha encargado el cliente, que sin duda es la opción más recomendable para conseguir la mejor calidad posible. El editor deberá tener las mismas características que el traductor asignado anteriormente.

4. Envío al departamento de maquetación/formato: Este paso no siempre suele ser necesario ya que a veces puede realizarlo el mismo gestor de proyectos. Sin embargo, si el documento es un pdf o tiene muchas gráficas, por ejemplo, el departamento de maquetación se encargará de adaptar el formato de la traducción para que sea exactamente igual que el del documento original entregado por el cliente.

5. Revisión y envío al cliente: Cuando ya se han realizado todos estos pasos, el gestor de proyectos revisa una vez más la traducción comparándola con el documento original. Finalmente, cuando se ha asegurado que todo está correcto el proyecto finalizado es enviado al cliente.

 Como veis, la función del gestor de proyectos es sumamente importante dentro de una empresa de traducción, y sin ellos los engranajes de la empresa dejarían de girar.