La traducción literaria

La traducción literaria

La traducción literaria es probablemente la traducción más conocida entre los distintos tipos de traducción. Además, posee muchas peculiaridades y los traductores literarios deben poseer un perfil muy polivalente. Es por ello que esta semana queremos dedicar nuestro post a esos traductores/segundos escritores.

Las peculiaridades de la traducción literaria

  • Su trabajo posee una gran visibilidad

 

A pesar que pocos son los traductores que se dedican a la traducción literaria a jornada completa, sí que es la modalidad de traducción que más eco tiene en los medios de comunicación. Por ejemplo, cuando una saga de libros se vuelve muy famosa, los lectores están siempre a la espera de que llegue la traducción del libro desde su lengua original lo más rápido posible. Solo hay que pensar en los primeros libros de Harry Potter y las largas filas que se formaban para conseguir los ejemplares. Imaginad ahora que sois los traductores de estos libros, ¿no sentiríais presión?

  • Es una acción a caballo entre la traducción y la escritura

 

Mientras que en otras traducciones como la traducción jurídica los traductores tienen menos margen de movimiento y se deben ceñir más al texto, en la traducción literaria la forma cobra especial importancia. Por ello, no vale con traducir de forma literal, sino que el texto debe ser fluido y ágil en la lengua de llegada.

Además, el traductor tiene otra labor, que es conseguir plasmar el estilo del autor en la traducción. Esta fase es realmente difícil, ya que debe captar todos los matices y dobles sentidos de la obra original para emplearlos en su traducción y al mismo tiempo conseguir que la obra traducida suene natural en esta segunda lengua. De ahí a que muchas veces al traductor literario se le considera incluso un segundo autor, dada la complejidad de su acción.

  • Se trabaja en periodos de tiempo muy reducidos

La necesidad de publicar los libros traducidos con rapidez hace que los traductores deban trabajar muchas veces a contrarreloj. Por ello, los traductores literarios suelen ser personas muy rápidas en su trabajo y con gran experiencia, ya que la dificultad del trabajo se multiplica por el poco tiempo de investigación del que disponen.

 

Así pues, la traducción literaria es una de las más conocidas pero también una de las más complejas, por la labor de segundo autor que a menudo adquieren y por el poco margen de tiempo que poseen para trabajar.