Las particularidades de traducir moda

Las particularidades de traducir moda

Existen traductores especializados en traducción médica, financiera, técnica, pero…¿Existen traductores especializados en los textos de moda? ¿Tendrán que ser fashion victims para realizar su trabajo? Esta semana os contamos las particularidades de la traducción en el mundo de la moda.

 

LA TRADUCCIÓN DE MODA

Puede parecer un sector poco conocido, sin embargo cada vez son más los traductores especializados en este ámbito. La moda no conoce fronteras, por lo que la necesidad de la traducción es muy alta en este sector. Solo hay que pensar en los diferentes lugares del mundo en los que se realizan desfiles importantes para darse cuenta de las diferentes lenguas que se emplean en el sector (Milán, Nueva York, Londres, París…) Puesto que hace años la cuna de la moda se encontraba en Francia, los traductores de lengua francesa eran especialmente solicitados. No obstante, con la globalización ahora existen documentos de moda en todos los idiomas, y por tanto traductores especializados con lenguas de trabajo de lo más diversas.

Entre los documentos más habituales que se traducen encontramos los catálogos, los artículos de moda e información sobre tendencias, tejidos y diseños.

Existen dos elementos que hacen de la traducción de moda un sector especial:

En primer lugar, es un ámbito en el que aparecen multitud de extranjerismos, sobre todo del inglés y del francés. El traductor tiene que estar constantemente sopesando si mantener estos extranjerismos o traducirlos a la lengua de llegada de la traducción, ya que puede que todo el público no los entienda. Sin embargo, el empleo de extranjerismos es algo característico en el mundo de la moda, por lo que habrá veces que sea mejor mantenerlos y así no perder el estilo del texto que estamos redactando.

Por otro lado, es un gremio en el que el vocabulario es muy especializado. Los diferentes tejidos, los tipos de diseño y las formas de la ropa suponen una gran dificultad para el traductor que no esté especializado. A modo de ejemplo podemos pensar en los diferentes tipos de zapatos que existen, o en las diferentes puntadas que se pueden realizar para crear un jersey. ¿A qué la traducción de moda ya no parece tan fácil?

 

En definitiva, cada maestrillo tiene su librillo por lo que los traductores especializados en moda tienen que sortear ciertas complejidades como son la especialización del vocabulario y el estilo característico del sector.