Los mejores deseos de los traductores para 2016

Los mejores deseos de los traductores para 2016

Nochevieja es una de las noches más especiales del año. Uvas, champán, familia y amigos para esperar la llegada del Nuevo Año. También es una noche de esperanza, en la que todos expresamos nuestros mejores deseos para el año próximo. Es por eso que desde Acantho hemos decidido preguntar a nuestros traductores qué es lo que esperan del 2016 y hemos decidido recoger las mejores peticiones en este post. Aquí os dejamos los nuevos propósitos para el año que viene de nuestros traductores.

 

1.      Que la Fundéu y la RAE se pongan de acuerdo

Y es que ya se sabe…Puestos a pedir, ¿por qué no pedir algo imposible? Tanto la RAE como la Fundéu suponen las piedras angulares para todos los traductores. Si existe alguna duda…ambas fuentes nos la resolverán. No obstante, a veces no están muy de acuerdo, dejando a nuestros pobres traductores indefensos.

2.      Que los reyes me traigan espacio en las estanterías

Una de las aficiones más comunes entre los traductores es la lectura, y es que además de ser una perfecta forma para pasar el tiempo y conocer nuevos mundos, también es un método muy útil para refrescar el vocabulario y la ortografía. Por otro lado, es cierto que gracias a internet muchos traductores emplean herramientas electrónicas, pero no cabe duda que los diccionarios siguen siendo indispensables para la labor de los traductores. Libros, diccionarios…¿dónde colocarlos?

3.      Llevarme mejor con las nuevas tecnologías

En relación con lo anterior, muchas veces los traductores no son los mejores amigos de las nuevas tecnologías…¿Será por aquello de que somos de letras? No obstante, los programas informáticos son uno de los mejores aliados para los traductores, así que cuanto más expertos seamos, más efectivo será nuestro trabajo. ¡Una ayudita 2016!

4.      Que el ordenador no se cuelgue minutos antes de la entrega

Finalmente, esta es una de las mayores pesadillas de un traductor y lamentablemente ocurre más a menudo de lo esperado. ¿Por qué se tendrá que colgar el ordenador minutos antes de que entreguemos nuestras traducciones? Por eso, esperamos que el año 2016 nos traiga más suerte en este aspecto, y no tengamos que pasar nervios innecesarios esperando a que el ordenador decida funcionar de nuevo.

¡Con estos deseos aprovechamos desde Acantho para desearos a todos un muy feliz 2016!