LOS NIÑOS A BOSTON Y LOS PADRES A CALIFORNIA II

LOS NIÑOS A BOSTON Y LOS PADRES A CALIFORNIA II

cursos de idiomas, aprendizaje de idiomas, formación, profesores nativos titulados

Si recordáis estábamos repasando algunos consejos para ayudarte a preparar esa salida de tu hijo al extranjero para aprender idiomas:

Prepara el viaje con tu hijo: Para que se sienta cómodo y seguro, es muy importante que le hagas partícipe de los preparativos, que sepa la documentación que necesita, que seleccione contigo que va a llevar en la maleta, para que sea consciente del clima que se va a encontrar o del tipo de actividades que va a hacer.

Es imprescindible que tenga claro a quién tiene que recurrir en caso de necesidad o si tiene cualquier duda. Si tiene alguna necesidad médica especial, seguro que ya le has explicado que debe ser consciente y tenerlo presente en las circunstancias oportunas, pero ahora deberás alertarle de que se va a encontrar en un entorno distinto y tiene que estar especialmente atento.

Asegúrate de que se siente preparado, se trata de que sea una experiencia positiva en todos los sentidos. Tiene que comprender la oportunidad que le ofreces y saber aprovecharla al máximo, pero también tenéis que estar de acuerdo juntos en que es el momento adecuado para él.

Relájate: a veces el problema es conseguir disfrutar del descanso mientras ellos ya están viviendo su pequeña aventura, ¿verdad? si has seguido nuestros consejos seguro que puedes confiar en que todo va a salir bien, y relajarte, y, ¿por qué no? prepararte para estar a la altura cuando vuelvan, haciendo un curso intensivo de idioma en la ciudad o con tu propia escapada de inmersión al extranjero.

De la misma forma que existen cursos de idiomas para niños en el extranjero, también hay programas para adultos, y también tienes una oferta variada en la que seguro que encuentras lo que te interesa. Tienes cursos con sus horas de clase establecidas y otros en los que te puedes alojar en casa del profesor y aprovechar las actividades en común para practicar el idioma con un profesional, otros programas están centrados en actividades de ocio y culturales e incluso hay estancias pensadas para profesionales de una actividad en concreto. Y si no te decides por un programa para ti y otro para tus hijos, podéis elegir uno familiar, con actividades para todos que os permitirán aprender unidos y disfrutar del verano.

En cualquier caso, viajéis juntos o por separado, con un programa de corta o larga estancia, temático o libre, de ocio o cultural, cerca de casa o a miles de kilómetros, lo importante es que aprovechéis la experiencia para absorber todo lo que supone una inmersión de este tipo, no sólo a nivel lingüístico sino también cultura y personal. Es vuestra pequeña aventura… ¿Te animas?