NOVEDADES LEGALES EN TRADUCCIÓN JURADA

NOVEDADES LEGALES EN TRADUCCIÓN JURADA

traductor jurado, traducción jurada, certificado, sello

Hace unas semanas hablábamos de la labor del traductor jurado. Recordaréis que os contábamos que es un profesional titulado que certifica que lo que pone en el original de un documento es lo mismo que aparece en la traducción.

Dado que su trabajo va a ser aceptado en instituciones públicas, no sólo debe certificarse mediante el examen que convoca anualmente el Ministerio de Asuntos Exteriores (o acreditando créditos de traducción jurídica), sino que su trabajo está regulado por una normativa legal. Esta normativa se ha actualizado recientemente a través de la publicación en el BOE el pasado noviembre de una orden que introduce algunas modificaciones respecto a la traducción jurada:

  • El sello de los traductores debe contener solo nombre, idioma(s) y nº de traductor jurado (es decir, sin direcciones ni teléfonos).
  • Para certificar la exactitud de su traducción, el traductor jurado deberá emplear exactamente la fórmula que se muestra en el Anexo II del BOE (y, en su caso, acompañada por su traducción fiel y literal al idioma correspondiente).
  • Las traducciones irán acompañadas de una copia del original con todas las páginas selladas y fechadas.
  • Existe ya un nuevo carnet de traductor jurado, que se solicita por internet contra el pago de unas tasas.

Hay un plazo de 2 años para cambiarse el sello y de 5 años para solicitar el carnet. En Acantho ya tenemos el nuevo sello y hemos solicitado el carnet. El resto de los cambios no nos afectan porque nuestras traducciones juradas ya reunían los requisitos que ahora se piden, y además utilizamos papel timbrado, que otorga un carácter de mayor seriedad a los documentos oficiales traducidos, y mantenemos en lo posible el formato del original (paginación, tablas, disposición de los sellos, etc.).

De hecho en Acantho ofrecemos además un servicio extra, el de “revisión jurada”, que consiste en un servicio de precio reducido para la revisión, impresión, firmado y sellado de documentos que se nos entreguen en formato electrónico, correctamente traducidos y maquetados (incluyendo entre corchetes todas las menciones a los sellos, firmas, etc.).

 ¡Consultanos!