¿Qué debo hacer para traducir mi certificado de nacimiento?

¿Qué debo hacer para traducir mi certificado de nacimiento?

 

Cuando vives en otro país o te estás preparando para ello es muy común tener que traducir ciertos documentos oficiales: certificados de nacimiento, certificados de matrimonio, libros de familia… Pero, ¿qué es lo hay que hacer para traducir estos documentos oficiales? ¿Sirve con cualquier traducción? En este post os aclaramos todas estas dudas.

¿Dónde puedo traducir mi certificado de nacimiento?

Si tienes que traducir un documento oficial lo mejor es acudir a una empresa de traducción, donde te asesorarán y podrás traducir tu documento. Para que el documento siga manteniendo su validez legal deberá ser una traducción jurada.

¿Qué significa que una traducción debe ser jurada?

Esto quiere decir que ha sido realizada por un traductor acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para ello, y con cuya firma se constata  la veracidad y exactitud de la traducción. De esta forma el documento mantiene la misma validez que en el país que ha sido realizado.

¿Deben ser juradas todas las traducciones de documentos oficiales?

Si se trata de una traducción meramente informativa no tiene por qué ser jurada. Sin embargo,  si se trata de un documento que debe presentarse ante alguna entidad del Estado suele ser siempre necesaria la traducción jurada. En Acantho siempre recomendamos preguntar en dicha entidad, para así saber cuáles son las necesidades específicas de los documentos a presentar.

 

Resumiendo, si tienes que traducir tu certificado de nacimiento o cualquier otro texto oficial necesitarás una traducción jurada. En Acantho,  tenemos a los mejores traductores jurados de todos los idiomas para que consigas tus traducciones juradas de calidad: traducciones juradas al inglés, traducciones juradas del francés, traducciones juradas del rumano… ¡Pide tu presupuesto online o llámanos!