Cómo elegir bien una empresa de traducción

Cómo elegir bien una empresa de traducción

traduccion

Cuando necesitamos una traducción, a veces no sabemos dónde acudir o qué características debe tener la empresa de traducción con la que queremos trabajar. En este post, os damos los criterios clave para poder elegir bien una empresa de traducción:

Atención al cliente

Toda empresa de traducción debe tener un buen servicio al cliente. La rápida respuesta a los correos electrónicos y el buen trato a los clientes, tanto en la empresa como por teléfono, son los primeros signos de que estamos haciendo una buena elección. Este cuidado de las relaciones humanas suele plasmarse después en la calidad de la traducción y muestra desde el principio la profesionalidad de la empresa de traducción.

Buenos profesionales

La atención al cliente es lo primero que podemos medir. Sin embargo, lo que de verdad nos muestra la calidad de la empresa es la calidad de sus profesionales. Los traductores deben ser nativos en la lengua a la que van a traducir, con estudios específicos de traducción y con años de experiencia en el sector. Si los traductores de la empresa cumplen estos requisitos, vamos en la dirección correcta.

Calidad de la traducción

Una vez comprobado el equipo de traducción de la empresa, es hora de saber si las traducciones que realizan también son de calidad. Existen unas normas específicas de la Unión Europea para certificar la calidad de las traducciones. En concreto, la norma EN – 15038 es la que regula la calidad para servicios de traducción en todo el ámbito europeo. Comprobar si la empresa de traducción sigue estos estándares es una forma muy útil en el proceso de selección entre distintas empresas, porque así nos aseguramos de que la empresa trabaja con los métodos correctos.

En Acantho, sólo trabajamos con los mejores traductores, nos regimos por los estándares de la norma europea de calidad y damos el mejor trato a nuestros clientes. Así que si todavía no sabes qué empresa de traducción es la mejor opción, ¡llámanos y compruébalo tú mismo!