La fidelidad en traducción jurada

La fidelidad en traducción jurada

¿Cuántas veces habéis oído que una traducción debe ser  fiel?  Estamos seguros que estaréis hartos de escucharlo. Pero…¿Qué significa esto realmente? Esta semana os hablamos de las características que posee la  fidelidad en el ámbito de traducción.

Es en el caso de la traducción jurada donde la fidelidad cobra especial importancia, puesto que el traductor jurado debe certificar con su sello que se “ha realizado una traducción fiel y completa” y posee un carácter oficial. Por ello, se debe tener muy claro su verdadero significado.

Es necesario destacar que en el mundo de la traducción siempre ha habido cierta controversia entre el concepto de fidelidad y literalidad. Esto es, existen ciertas opiniones que defienden que las traducciones deben ser lo más literales posibles, por temor a que no sean fieles al texto original. Sin embargo, esto puede incurrir a errores ya que si nos fijamos demasiado en el idioma de origen puede que perdamos su verdadero sentido o que el español no suene natural, por lo que si se opta por esta estrategia deberá hacerse con cautela.

Así, podríamos considerar que una traducción es fiel cuando se cumplen los siguientes requisitos:

  1. Cuando la traducción alcanza los mismos objetivos que el texto original
  2.  Cuando respeta al máximo su sentido y no interviene ninguna interpretación por parte del traductor.
  3. Cuando se respeta el uso normal de la lengua en la traducción, es decir, si el texto se ha escrito empleando un inglés elevado el traductor deberá usar la misma forma en español.

 

Por otra parte, en toda traducción jurada hay que tener en cuenta otra serie de pautas específicas para el sector con el fin de que el texto sea lo más fiel posible. Por ejemplo, no se traducirán ni las direcciones, ni los nombres propios ni los apellidos, ya que este tipo de datos adquieren una relevancia notoria en traducción jurada.

 Resumiendo, para que una traducción sea fiel no tiene por qué ser literal, sino poseer el mismo sentido y objetivos que el texto original, y esto cobra especial sentido en la traducción jurada, una de las especialidades de Acantho.