Los juicios de Núremberg y el nacimiento de la interpretación simultánea 

Los juicios de Núremberg y el nacimiento de la interpretación simultánea 

Con motivo del 71 aniversario de los juicios de Núremberg, en Acantho hemos querido hacer un homenaje en forma de post al nacimiento de la interpretación simultánea como profesión.

¿Cuándo nace la interpretación simultánea?

El pasado 20 de noviembre de 194 5 tuvieron lugar los juicios de Núremberg. Con el nacimiento de las de las Naciones Unidas se establecieron unos juicios tras la Segunda Guerra Mundial con el fin de condenar los abusos y crímenes realizados durante la dictadura de Adolf Hitler en Alemani. En estos juicios participaban personas de diferentes países y lenguas, por lo que nació la necesidad de crear un sistema en el que tanto los condenados como los diferentes jueces y abogados pudiesen comunicarse en distintos idiomas y a tiempo real.

Fue un coronel estadounidense quien se situó al mando de los servicios de traducción e interpretación de los juicios de Núremberg y comenzó a contactar con distintos estudiantes y profesores de escuelas de interpretación europeas y con otras personas que podían hablar diversos idiomas. Por otro lado, diversos ingenieros trazaron un plan de cableado y un sistema operativo para conseguir que estas interpretaciones se realizarán de forma simultánea. Finalmente se pidió ayuda a la empresa IBM para que realizara toda esta operación.

¿Qué idiomas se interpretaron durante los juicios de Núremberg?

Cuatro fueron los idiomas oficiales: inglés, francés, ruso y Alemán.

 

Los juicios de Núremberg marcaron el inicio de la interpretación simultánea ya que establecieron este tipo de interpretación como profesión, sentando las bases y permitiendo crear un modo operativo a futuro. Desde la realización de estos juicios hace ya más de 50 años hasta la actualidad, la interpretación simultánea se ha ido desarrollando hasta estar presente en todas las conferencias, reuniones y cursos en las que participan personas con diferentes idiomas y conseguir así que se produzca la comunicación de forma simultánea. Sin duda, fue un triunfo para la comunicación global.