Diferencias entre traducción e interpretación

Diferencias entre traducción e interpretación

Quizá pueda parecer que un traductor y un intérprete realizan la misma función, ya que ambos se encargan de trasladar un mensaje desde una lengua A hacia una lengua B para conseguir que la comunicación entre distintos idiomas sea posible. Sin embargo, existen una serie de contrastes que nos permiten diferenciar claramente entre ambas profesiones. Esta semana, os contamos las principales diferencias entre la traducción e interpretación.

 Diferencias entre la traducción e interpretación

          1.       La oralidad

Esta es la diferencia más visible. Por un lado, el traductor se vale del medio escrito para trasladar su mensaje, mientras que el intérprete lo realiza de forma oral. Además, esto se traslada a su vez a las normas lingüísticas: mientras que para el traductor prima la estructuración y la precisión, para el intérprete será siempre más importante la fluidez y naturalidad del mensaje.

         2.       La inmediatez

La interpretación se realiza en tiempo real, de forma inmediata, mientras que la traducción se realiza con más margen de tiempo. Esta inmediatez conlleva dificultades especiales al intérprete, puesto que no tiene tiempo para realizar ningún tipo de consulta o buscar algún término en concreto. Por el contrario, la traducción se realiza con la ayuda de soportes técnicos que facilitan la tarea al traductor.

        3.       La situación de trabajo

Podríamos decir que el intérprete trabaja en directo, y el traductor en diferido. Esto es, el intérprete está trasladando de forma simultánea (o casi simultánea en el caso de la interpretación consecutiva) su mensaje, por lo que puede ver en directo la reacción de los oyentes: si están entendiendo su exposición, si les está gustando la interpretación… El traductor, sin embargo, no suele ver la reacción de los clientes ante su trabajo. Esto es un arma de doble filo, ya que conocer la opinión de los clientes puede ser muy beneficioso para mejorar profesionalmente, pero también conlleva mayores niveles de estrés.

 

En resumen, si estuviésemos jugando a  Encuentra las diferencias, podríamos decir que la oralidad, la inmediatez y la situación del trabajo distinguen a la interpretación de la traducción.Asimismo, hay que tener en cuenta que tanto en la traducción como en la interpretación existen diversas modalidades, y cada una de ellas tiene unas características concretas. En Acantho, tenemos traductores e intérpretes especialistas en todos los ámbitos, ¡llámanos!