Las rarezas más divertidas de los traductores

Las rarezas más divertidas de los traductores

Sí, somos traductores, y posiblemente un poquito raros, pero nos encanta. Como sabéis, en Acantho dedicamos algo de tiempo todas las semanas para compartir con vosotros consejos, peculiaridades y trucos de la profesión, tanto para los que necesitan nuestros servicios como para los profesionales de la traducción. Esta semana, hemos decidido dedicar nuestro pequeño portal al mundo a compartir con vosotros en clave de humor las rarezas que más caracterizan a los traductores. Así que…¿estáis preparados?

 

LAS MEJORES PECULIARIDADES DE LOS TRADUCTORES

  1. Nos alegramos si debajo del árbol de Navidad hay un diccionario esperándonos

Puede parecer que con las herramientas que internet ofrece ya no son necesarios los diccionarios. Sin embargo, ya sea porque somos algo nostálgicos o porque las mejores herramientas siguen existiendo en formato papel, siempre alegra tener un nuevo diccionario, y cuanto más grande y especializado, mejor.

  1. Odiamos leer carteles con faltas de ortografía

Una de nuestras compañeras recuerda que en sus años de carrera hacían una foto a cada cartel que viesen por la calle con faltas de ortografía y luego lo compartían en clase. Creo que todos somos un poco como ella. Y es que al fin y al cabo, ¿tanto cuesta escribir garaje con j?

  1. Somos unos ninjas de Microsoft Word

En efecto. ¿Que necesitas una tabla triple con interlineado especial y con encabezado dentro? ¡Lo sabemos hacer! Para muchos de nosotros Word es nuestra herramienta de trabajo del día a día, de ahí a que seamos unos expertos en Office.

  1. Nos enfadamos si alguien no comprende que después del vocativo va una coma

Vamos a ver… Si no es tan difícil… Si no, ¿cómo sabrán que nos estamos refiriendo a ellos si no lo marcamos con la coma? Para la mayor parte de los mortales que no nos hayan entendido, cuando nos referimos a una persona en concreto que queremos que haga algo, debemos separar su nombre con coma, como el caso de la siguiente oración: Marcos, ¿puedes pasarme la sal?

  1. Escribimos correos electrónicos a los departamentos de prensa si encontramos faltas en artículos de periódico

De acuerdo, quizá esta última no la comparten todos los traductores, pero sí unos cuantos.

Probablemente sea porque pensemos que los medios de comunicación deben ser ejemplo de la buena ortografía y estilo de escritura, por lo que más de uno de nuestros compañeros ha escrito ya a los grandes periódicos del país para que cambiasen alguna errata…

 

Vale…quizá tengamos algunas rarezas pero…¿y quién no?