Las ventajas de ser traductor

Las ventajas de ser traductor

La Traducción e Interpretación es una carrera relativamente nueva, pero que cada vez va cobrando más fuerza dada la necesidad y distintas utilidades que posee. Es por eso que esta semana hemos decidido escribir sobre las ventajas que tiene ser traductor, para así dar algo de luz a los posibles futuros estudiantes de esta bonita profesión.

¿POR QUÉ SER TRADUCTOR?

 

1.      Podrás corregir a todo el mundo

Como lo oyes. Probablemente corregir la gramática y faltas de ortografía es uno de los pasatiempos favoritos de los traductores. Al fin y al cabo, los traductores son verdaderos expertos de la lengua y con la traducción se adquieren grandes destrezas en el ámbito de la gramática, estilo y ortografía. Lo mejor de todo es que podrás hacerlo en varios idiomas distintos.

2.      Podrás viajar comunicándote con todo el mundo

Una de las bases más importantes de esta profesión, aunque no sea la única, es el conocimiento de los idiomas. Esta habilidad, además de servirnos en el trabajo, es muy útil en cualquier ámbito de la vida, como puede ser viajar o conocer personas de distintas partes del mundo.

3.      Podrás trabajar desde donde quieras

Este es el caso de los traductores autónomos. La traducción es una profesión que te permite trabajar desde el lugar que quieras (de ahí la broma de que los traductores siempre van en pijama) por lo que puedes vivir en el país o ciudad que quieras y tener los clientes en cualquier parte del mundo. Interesante, ¿verdad?

4.      Trabajarás con gente de distintas culturas y países

Como es natural, el mundo de la traducción es muy internacional por lo que lo más seguro es que si trabajas en una agencia de traducción estés rodeado de personas con distintas procedencias y orígenes, algo sumamente enriquecedor.

 

Estas tan solo son algunas de las ventajas que tiene ser traductor, pero seguro que aquellos que decidan estudiarlo irán encontrando más y más conforme se introduzcan en la profesión.