Modalidades de interpretación: susurrada o chuchotage

Modalidades de interpretación: susurrada o chuchotage

Como ya sabéis, existen distintos tipos de interpretación dependiendo del lugar en el que se lleven a cabo y las circunstancias de la interpretación. Esta semana queremos acercaros a una modalidad de interpretación muy común en los medios de comunicación, la interpretación susurrada o chuchotage.

Interpretación Susurrada o Chuchotage

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA INTERPRETACIÓN SUSURRADA?

A menudo se emplea el término en francés chuchotage para referirse a la interpretación susurrada, ya que la primera vez que se acuñó el término fue en Francia. Se denomina chuchotage al tipo de interpretación que se realiza únicamente para un grupo muy reducido de clientes y de forma simultánea, para que puedan comprender el mensaje que se les está transmitiendo en otra lengua. El intérprete «susurra» a su cliente el mensaje del interlocutor sin interrumpir la comunicación.

 

¿CUÁNDO SE EMPLEA?

¿Sabéis esas personas que se sientan al lado de los presidentes en las reuniones políticas de gran calado? Pues bien, estas personas son intérpretes de susurrada. En las conferencias o reuniones es muy habitual que haya personas de otras lenguas, y puesto que no son la mayoría, tienen un intérprete propio para que les vaya traduciendo simultáneamente toda la información. De esta forma no se interrumpe el discurso ni se repite posteriormente en otra lengua, sino que el intérprete le susurra la interpretación a su cliente o pequeño grupo de clientes.

 

¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS?

–          Entre sus principales características encontramos el grado de dificultad que supone: El intérprete debe conseguir informar a su oyente de todo lo que se está hablando sin influir en el transcurso de la comunicación principal

–          Este tipo de interpretación es muy característica en reuniones en las que el número de hablantes de otra lengua sea muy bajo.

–          Lo más común es que se interprete  para uno o dos participantes. En el caso de que hubiera más se suele optar por otras modalidades, como la interpretación consecutiva o de enlace.

 

Como podéis comprobar, para ser intérprete de chuchotage o susurrada se debe ser un gran experto, como lo son los intérpretes de Acantho.