¿Se traducen los nombres propios?

¿Se traducen los nombres propios?

El mundo de la traducción no es blanco o negro. Puesto que el lenguaje es cambiante, las traducciones también, lo que implica que casi nunca hay una respuesta fija para cada incógnita a la hora de traducir.  Uno de los casos más claros es el de la traducción de los nombres propios. En este post, vamos a intentar buscar respuesta a uno de los quebraderos de cabeza más comunes entre los traductores. Porque… ¿se traducen los nombres propios?

Traducción de los nombre propios

En primer lugar hay que tener en cuenta que existen diversos tipos de nombres propios, ya que pueden nombrar a personas, lugares, objetos, etc. Por tanto, no todos los nombres propios seguirán la misma pauta.

Como regla general, los nombres propios no se traducen. Esto parece lógico con los nombres propios de personas, ya que al fin y al cabo el nombre de una persona no varía independientemente del idioma que utilice. Sin embargo, esto no siempre es así en la traducción literaria. En muchas ocasiones, los nombres propios son elegidos a propósito y poseen algún tipo de connotación. Por ejemplo, si pensamos en el famoso cuento popular de Blancanieves, quizá los niños no hubiesen entendido el significado de su nombre si la protagonista se hubiese llamado Snow White como en el cuento original de los hermanos Grimm. En estos casos, lo común es traducir el nombre propio.

Por otra parte, existen nombres propios que si no se traducen, los lectores pueden tener ciertos problemas de pronunciación, ya que quizá en su lengua natal no existan ese tipo de sonidos. Cuando esto ocurre, es conveniente que el traductor sea consciente de esta dificultad y adapte o modifique el nombre propio, ya sea fonológicamente o eligiendo otro nombre propio.

En resumidas cuentas, en este mundo de claroscuros que es la traducción, no existe una respuesta exacta acerca de la traducción de los nombres propios. A pesar de que generalmente no se traducen, siempre existen excepciones y las más comunes se producen en el ámbito de la traducción literaria. Será labor del traductor tomar la mejor decisión ante este tipo de dudas, por lo que es fundamental encontrar a los mejores traductores de calidad.