Las particularidades de la traducción financiera

Las particularidades de la traducción financiera

Existen distintas especialidades dentro del mundo de la traducción: traducción jurídica, médica, publicitaria, audiovisual… Lo más común es que los traductores elijan el campo en el que más cómodo se sienten y se especialicen en éste. Esta semana, os contamos las particularidades y características de la traducción financiera.

CARACTERÍSTICAS DE LA TRADUCCIÓN FINANCIERA

La traducción financiera es una de las especialidades más complicadas, dado el alto grado de conocimiento léxico y de finanzas que requiere, y se encarga de traducir cualquier texto financiero.

¿Qué clases de textos conforman la traducción financiera?

Existen diversos textos dentro de esta especialización, pero los más comunes son: cuentas anuales de las empresas, textos contables, documentos de fondos de inversión, informes de auditoría y documentos relacionados con cualquier transacción financiera (fusiones y adquisiciones, privatizaciones…)

¿Quién suele necesitar estos servicios?

Los clientes más comunes son los bancos, empresas y publicaciones financieras.

¿Cuáles son las principales dificultades de la traducción financiera?

Existen tres dificultades principales:

  1. El alto grado de extranjerismos empleado en el lenguaje financiero: Probablemente, las finanzas es el ámbito en el que más préstamos del inglés se emplean. Los traductores financieros deben ser conscientes de esto en todo momento, y decidir si emplean el término en inglés o en la lengua de destino constantemente.
  2. La terminología y el formato de los documentos financieros varían dependiendo de los países: Por ejemplo, si debemos traducir las cuentas anuales de una empresa, la terminología varía dependiendo de los planes generales contables del país en el que se va a emplear, por lo que el traductor deberá adecuarse a la terminología del país en cuestión. Por otro lado, también existe una contabilidad internacional con su propio léxico, y dependiendo del encargo del cliente deberá emplearse una terminología u otra.
  3. El mundo de las finanzas está lleno de ambigüedades: Se trata de una especialidad en la que el traductor debe tener amplios conocimientos del campo, ya que el léxico tiene muchas connotaciones por lo que dependiendo del contexto tendrá un significado u otro.

Así pues, la traducción financiera es una de las especializadas más cotizadas pero también más complicadas. El intrusismo del inglés en el lenguaje financiero hace que este tipo de traducción posea unas características específicas, por lo que nuestra recomendación es siempre elegir traductores especializados en este campo.